Presentadas 225 ideas en el proceso participativo para el futuro de las antiguas escuelas

El proceso participativo para dotar de uso en el futuro a las antiguas escuelas suma un total de 225 ideas procedentes de los siete pueblos del valle.
Se trata del primer proceso de estas características en el Pirineo, con un enfoque de género, participación de diferentes sectores, edades y condiciones, y promovido desde un contexto de despoblación, y cuyo objetivo ha sido identificar usos compartidos para el antiguo edificio, con la creación de un espacio intergeneracional.
Las 225 ideas presentadas están relacionadas con temas de ocio (30,7%), cultura (26,7%), cuidados (12%), lugar de encuentro (12%) y educación (7,1%), y también con cuestiones vinculadas a la economía, como la creación de un albergue, espacio de oficinas o posible residencia de artistas.
En cuanto a los números, el 48,8% de los participantes han sido hombres y el 51,2% mujeres, procedentes de todo el valle y de personas vinculadas al mismo.
Por grupos de edad, la mayor implicación ha sido la de personas en edad escolar (26%), seguido de personas mayores de 65 años (21%), adultos (18%) y jóvenes (8,3%).
El proceso se ha desarrollado en 2020 dividido en tres fases. En la primera se hizo un mapeo inicial de contexto y un vídeo promocional. En la segunda, se organizaron talleres de diferentes edades para detectar necesidades y recoger propuestas. La tercera y última ha sido la recopilación y presentación de resultados a los ayuntamientos del Valle, Cederna-Garalur, Gu Pirinioa y la Dirección de Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra.
El proceso participativo ha sido dirigido por la Consultora Haize y ha tenido un coste de 8.000 euros, subvencionado al 100% por Gobierno de Navarra.