Monumento

Mausoleo en honor a Julián Gayarre 

El mausoleo fue realizado entre 1891 y 1895 por el conocido escultor valenciano Mariano Benlliure (1862-1947), amigo cercano de Gayarre y considerado uno de los mejores escultores del siglo XX, y su trabajo se exhibió en la Exposición Universal de 1900 en París, donde obtuvo la Medalla de Honor de Escultura.
Después de este éxito, la reina regente María Cristina quiso que el mausoleo fuera colocado frente al Teatro Real de Madrid, pero los familiares de Julián Gayarre cumplieron con el deseo del tenor y el mausoleo se colocó sobre el panteón donde descansaban los restos de Gayarre en julio de 1901 bajo la supervisión del propio Benlliure.
EL Mausoleo de Gayarre, realizado a base de mármol blanco veteado de Carrara (Italia) y bronce colado, fue declarado en 1996 Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Navarra.

Interpretación del mausoleo

Este conjunto escultórico consta de dos cuerpos: en el inferior vemos un falso sarcófago decorado en todo su contorno con un conjunto de geniecillos que sostienen en sus manos unas cintas en las que se leen los títulos de las principales óperas que cantó Julián Gayarre, y en cuyo frente destaca la alegoría de la Música llorando desconsolada la muerte del tenor. En el lado opuesto se descuelga hasta el suelo un telón de ópera que, simbólicamente, cae tras la última función, en cuya cenefa podemos leer los nombres de Donizetti y Rossini.
En el cuerpo superior, las alegorías de la Armonía y de la Melodía elevan el féretro de Gayarre, y sobre este el Genio de la Fama pega su oído a la cubierta del féretro como queriendo oír todavía la voz del tenor.
Más información en www.juliangayarre.com